Nuestra Historia

Logotipo antiguo

La iniciativa Mujeres Hispanohablantes en BW fue fundada  en 2018 por la colombiana Maritza Castelli Cano, quien movida por su espíritu emprendedor y altruista, identificó la necesidad de crear una red local de mujeres hispanohablantes fundada en principios, con los siguientes objetivos: reconectar con su cultura, promover el networking, apoyar a las personas en su proceso de integración en la región y crear una plataforma virtual de intercambio de información.

En los últimos dos años Maritza ha ideado, planificado, organizado y dirigido diferentes reuniones, conferencias y talleres educativos presenciales, que han conectado a centenares de mujeres. 

Tras un periodo de intenso trabajo y excelentes resultados reconocidos por nuestras mujeres, profesionales, comunidad, y sumado al creciente apoyo de las instituciones, gracias al valioso aporte de Jen Bilbao, Nicia Gonzaga, Marina Godoy y Lidia Cabanillas, nace la asociación.

Esto significa nuevos objetivos, proyectos de mayor impacto y ya no basados en la iniciativa solo de Maritza, sino también en un grupo de mujeres muy competentes y motivadas.  

Ahora como asociación seguiremos apoyando la integración de los hispanohablantes en Alemania y trabajaremos activamente para promover la cooperación al desarrollo en América Latina y España. 

Nuestra  asociación tiene a Maritza Castelli como presidenta, Nícia Gonzaga como vicepresidenta, Marina Godoy como tesorera y Cristina Garzón como controladora contable.

Nuestra fuerza es el desarrollo personal de cada integrante, el combustible de nuestro grupo que lleva el lema: “Creciendo juntas” también nos representan la frase “tejiendo proyectos”, pues crecemos juntas en el procesos de la idealización y realización de los proyectos. 

El ovillo de lana

Este ovillo de lana, simboliza la conexión que se produce entre mujeres que se reúnen con el objetivo de „tejer“ juntas proyectos de profundidad y gran valor social. La lana extendida y distribuida aleatoriamente entre las mujeres crea una tela de araña que representa físicamente la conexión que se genera entre las integrantes del grupo y gracias a la cual, las ideas fluyen, se multiplican y crecen por las sinergias que suceden. Visualizar esta red de conexión, nos permite mantener presente que existe, para así, valernos de la confianza que genera el sentirse acompañada y con esto, impulsarnos mutuamente. El color rojo que inspira amor, pasión, pureza y prosperidad, concilia estupendamente con la esencia de las mujeres que conforman nuestra asociación.